Vuelta

"Bajó del avión y sonrió ampliamente. Por fin volvía a estar en casa, después de un año sin haber pisado su tierra. Echó la mirada...


"Bajó del avión y sonrió ampliamente. Por fin volvía a estar en casa, después de un año sin haber pisado su tierra. Echó la mirada atrás y pensó en todo lo sucedido. Aún no se lo creía. Si diez años atrás le hubieran dicho que viviría todo lo que había vivido durante los últimos meses, se hubiera echado a reír. O quizás le hubiera dado la esperanza y la motivación necesarias para seguir adelante y no haberse dado por vencida en aquellos momentos en los que creía que todo era superior a ella.

Arrastró la gran maleta por el suelo del aeropuerto hasta llegar a la parada de taxis. Después de dar la dirección al conductor, apoyó la cabeza en el cristal y observó en silencio el paisaje nocturno de su tierra natal. De fondo sonaba una canción de Ed Sheeran y pensó que no había mejor banda sonora para ese momento. Las luces brillaban en el horizonte y, a medida que el coche iba avanzando, podía ver con más claridad la silueta de su ciudad. Se descubrió fascinada por la tranquilidad que había a esa hora de la noche. Nunca se había percatado de ello, nunca se había fijado en ese pequeño detalle. En Londres eso no pasaba, esa ciudad nunca descansaba. En cambio, aquí parecía que se hubiera detenido el tiempo.

El coche entró a la ciudad por la banda litoral. Observó, sin ver nada, el negro horizonte ocupado por esa gran masa de agua en la que tantas veces se había bañado. Le pareció distinguir una silueta en la arena y recordó todas esas noches en la playa, sola y acompañada, en aquella época en la que nada importaba. Y se sintió reconfortada, de repente sintió una paz que no había sentido desde que había abandonado la ciudad doce meses atrás. Estaba en casa.

Estaba llegando ya a su destino y cada vez se estaba más nerviosa. ¿En un año habría dado tiempo a que algo cambiara? No, nada había cambiado. Por fin había llegado. Se encontraba plantada delante de su casa, dónde había vivido toda su vida y todo estaba exactamente igual. Le tembló un poco el pulso al meter la llave, pero hábilmente logró abrir la puerta. Todo estaba en silencio. Todo el mundo dormía. Sonrió, pues se había ahorrado un gran recibimiento y ahora mismo lo único que quería era descansar.

Fue hasta su habitación, encendió la luz y encima de su almohada encontró un sobre. Dejó su maleta al lado de la puerta y fue poco a poco a ver qué contenía. Temblaba, aún más que antes. ¿Qué era eso? Miles de mariposas aleteaban en su estómago. Sonrió nerviosamente y abrió el sobre blanco. En él, solo encontró una foto y, al verla, no pudo contener las lágrimas. 
Detrás de la foto había muchas firmas, las cuales reconoció una por una. Sus amigos, su familia... Todos sus seres queridos. Y entre ellas, una simple frase.

"Siempre hemos creído en ti". 

Volteó para volver a ver la foto. Era ella, de pequeña, la primera vez que había subido en un escenario, la primera vez que había actuado." 






You Might Also Like

0 comentarios