¿Adiós?

Quizás hace tiempo que debería haber escrito esto, quizás me hubiera ahorrado muchas ralladas y muchos dolores en el corazón. Porque sí...


Quizás hace tiempo que debería haber escrito esto, quizás me hubiera ahorrado muchas ralladas y muchos dolores en el corazón. Porque sí. Debo decirte adiós. Debo dejarte atrás, debo intentar olvidarte. Porque ya me está costando demasiado todo esto, llevo demasiado tiempo intentando olvidar algo que nunca existió. Aunque las llamas sí que existieron. Aunque las apagaste, te las cargaste, todas. Que nunca llegó a ser nada, lo sé de sobras. Te cansaste. 

Aunque debo reconocer que fue bonito ilusionarme. Fue bonito disfrutarlo, reírme de tus atrevimientos, esperar a que se cumpliera lo que me prometiste. Pero entonces empezaste a alejaste. Y yo no tenía muy claro si lo hacías aposta. Fue pasando el tiempo. Yo seguía persiguiéndote. Yo seguía sin querer asumir que querías dejarlo todo atrás. Y aunque no lo entendía (y a día de hoy sigo sin entenderlo), no sabía por qué tan poco tiempo después de decirme lo importante que era para ti, querías irte. Me pareciste honesto. Sincero. Es lo mínimo que podías haber sido. 

Porque yo lo fui. Me lo pediste, y lo fui. No me quedaba otra. Y creí que tu también lo eras. Creí que ibas de cara, que lo afrontabas todo. Lo peor es que lo demostraste, demostraste saber hacerlo. Quizás fue lo que más me dolió, que no te atreviste a afrontar, a ir de cara, a decir las cosas claras. No, conmigo no. Dejaste atrás algo especial, alejándote poco a poco. Y que quieres que te diga, ya no sé que pensar de ti. Pero lo que sí sé es que debo dejarte atrás. Por mi propio bien. 

Aunque no quiera. Aunque deba contener las ganas de hablarte que aún, decepción tras decepción, quedan en algún rincón de mí ser. Porque fuiste especial, y aún lo eres. Y quiero que sepas que este no es un adiós. Es un hasta pronto. Al menos por mi parte. Por qué voy a seguir estando aquí para lo que necesites. Llámame tonta, imbécil, por ser tan masoquista. Pero no puedo echarte completamente de mi vida.

Debo olvidar, pero no quiero. Debo. Por hacerme un favor a mí misma. Porque sé que si sigo así, no voy a estar mejor. Que has sido una de las grandes personas que he conocido y, aunque seas un imbécil, no cambiaría los momentos vividos por nada del mundo. 





(Link de la canción haciendo click en la letra)








You Might Also Like

0 comentarios